martes, 5 de julio de 2011

Mentiras dominicales

Desde que me despierto miento. Después un buen desayuno al sol leo la revista del periódico con sus artículos comedidos, me paro en la decoración de casas impagables, en las difíciles recetas de cocina y en la ropa para cuerpos sin curvas.
Da tiempo para un paseo lento, si hay suerte por el campo, y una buena comida que cuesta digerir. Por la tarde siesta con música relajada, larga pero que se pueda disfrutar de la tarde, la lectura en el sofá, cine, amor y sexo.
Esta es la vida de mentira que solo puedo permitirme los domingos. El resto de la semana me ocupa la verdad, las prisas, un trabajo cansino y una somnolencia vital.


Con este micro participé en el 2º Certamen de microrrelato del blog No me vengas con historias

18 comentarios:

  1. La mentira cotidiana, que nos llena la vida de sueños pero que nos deja con las ganas, esa mentira que no parece mentira, pero sin embargo es más canalla.

    Blogsaludos

    ResponderEliminar
  2. Uh durísimo, Anita. Esas son las mentiras que te comen crudo! Qué buen micro!!!

    ResponderEliminar
  3. Buen punto de vista y mejor ritmo para contar... la monótona realidad. Excelente. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Demoledor, Ana. Y un final cañón,... claro.

    sabes?... yo nunca miento. Pero eso sí, todo es mentira.

    Besos de verdad.

    ResponderEliminar
  5. NEL, qué bonito te ha quedado, la mentira cotidiana, la que nos hacemos a nosotros mismos, es la que más duele...

    SANDRA, cuando una se da cuenta de que su vida es la otra, verdad? la de currar, limpiar, compras, cansancio... y no la que nos gustaría ¡pues a por la que mola!

    SUSANA, al menos podemos permitirnos salir de la monotonía algunos momentos. Lo realmente bonito sería amar esa monotonía y la vida de todos los días.

    KUM* ya ya ya, tu nunca mientes, je je, que en sí es una mentira, no lo niegues :)

    Abrazos y besos por doquier

    ResponderEliminar
  6. Si disfrutas así de tu tiempo,no creo que sea poca cosa, no todo el mundo es capaz de disfrutar cuando puede.
    interesante blog el tuyo,te seguire.
    un saludo

    ResponderEliminar
  7. ¡Qué buen micro, Anita! y sobre todo que real.

    Besitos

    ResponderEliminar
  8. Se trata de ir mintiéndonos para sobrevivir, si sólo son los domingos, bueno... pero se trata de rascar más tiempo a otros días.

    Me ha gustado mucho ese paralelismo entre cotidianidad y ocio, verdad y mentira.

    Muy bueno, Anita. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. ¡Cuántas vidas de mentira hay! Muy bien contado, Anita.

    Besos verdaderos.

    ResponderEliminar
  10. Que somos masocas y nos va lo duro, fregar, cocinar, currar como locas, la compra... y gracias si tenemos algún Domingo.

    Un micro muy real.

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  11. Necesitamos vivir 5 días de verdad para poder disfrutar de 2 días de mentira.
    Y para colmo, debemos sentirnos afortunados porque cada vez hay más personas que viven los 7 días de verdad pura y dura.
    Muy bueno, Ana.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Los domingos para muchas personas sigue siendo un día especial.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Jamás miento cuando digo la verdad. Pero los domingos suelo darme algunos permisos.

    ResponderEliminar
  14. KLEE, uy, ahora que lo dices, se me escapó alguna que otra mentira. Ojalá disfrutara siempre así de los domingos, a veces más, a veces menos... y bienvenido, date un paseo cuando quieras.

    ELYSA, las mentiras de la vida son tan reales...

    NICOLÁS, ahora que llega el verano, por ejemplo, hay que rascar tiempo que luego pasa...

    LOLA, qué pena me has dado, ja ja, gracias guapa!

    ROSA, a mi no me va nada, ja ja, pero qué remedio!!!

    EBUDE, la verdad es que encima me sentí mal por eso, porque hay demasiada gente que no puede ni pensar en disfrutar un día así... :( no lo pongamos peor. Los domingos son maravillosos!!!

    CYBRGHOST, uy, me pillaste... es que era un concurso sobre mentiras y no se me ocurría ninguna, je je

    ALEJANDRO, bienvenido! los domingos son especiales, aunque sea un día de creerme quien me gustaría ser...

    MALENA, je je, estupendo, y sigue con esos permisos, permitámonos mentirnos de vez en cuando.

    ABRAZOSSSSS

    ResponderEliminar
  15. Creo que es al revés. La mentira es la de toda la semana.
    Besos, Ana.

    ResponderEliminar
  16. Uf, que forma de presentar una realiad!!! Haces pensar Anita. Un abrazo de domingo verdadero.

    ResponderEliminar
  17. Para mí los domingos y los sábados son la verdad y el resto es la mentira, que es cuando estamos fingiendo y llevando una vida que no es la nuestra...
    Besos

    ResponderEliminar

Si quieres, deja tus huellas al andar por mi casa.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...