lunes, 29 de abril de 2013

Mantis


18 comentarios:

  1. Guau. Miau. Muuu. Beee. Y cuantas onomatopeyas animales sean necesaria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las que quieras, Víctor, es un relato interactivo que crece con los comentarios, ji ji
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Uffffffff, quema...

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  3. Entre el erotismo y el canibalismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elige dónde te quedas, o simplemente déjate llevar.
      Un abrazo

      Eliminar
    2. ¿Yo? Siempre en mi rincón.

      Eliminar
  4. El relato me encanta, pero lo de la mantis me pone los peeeeelos de puuuuunta... Besito vegetariano wapita. Tu voz maravillosa como siempre!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, bonita!! Pues las mantis están ahí en el mundo y ellas encantadas, y los machos, pues no sé, nadie ha hablado con su cabeza comida :)
      Un beso grande

      Eliminar
  5. Esa amante de la carne que reza religiosamente y suena a dedos chupados, me arruga el alma solo al verla.

    ResponderEliminar
  6. ¡Soberbio, Anita! Al lector -al menos a este lector- le dan ganas de convertirse en vícitma.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Pedro. Si sugiere es que está conseguido
      Abrazos

      Eliminar
  7. El amor apasionado puede llegar a matarte, pero...existe una mejor forma de morir.

    ResponderEliminar
  8. Menú posterótico, además es una mantis de la alta cocina, sofisticada... A cualquiera se le hace la boca agua, al mismo tiempo que nos da un repelús...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mismo para una cosa que para otra, pero tiene algo de sensual esa mantis comiéndose al macho, ¿no te parece? lo disfruta de lo lindo...
      Besos

      Eliminar
    2. Desde luego es sensual y delicada, sabe disfrutar de todo

      Eliminar

Si quieres, deja tus huellas al andar por mi casa.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...