jueves, 1 de marzo de 2012

¿Qué más tenemos que hacer?


—Cuénteme los avances Sr. López.
—Bueno, no hay mucho que contar. Los estudiantes sí están rebelados, tal como se esperaba. Pero el resto sigue con la cabeza agachada, han hecho su pequeña manifestación contra la reforma laboral y ya. Hablan de lo del trabajo de los parados, de las indemnizaciones por despido, de las cifras del paro y del déficit. En corrillos, nada más.
—¿Y la inyección de dinero a los bancos? ¿No ha surtido el efecto deseado? ¿La subida de sueldos que anunció Botín?
—Nada, señor, siguen quietos, en esa calma chicha que tanto les agrada. Dejan mensajes en facebook y twitter, comparten chistes, vuelven a agachar la cabeza y se enchufan a una cosa u otra.
—Creo que nos hemos pasado con la dosis de Gran Hermano, Sálvame de Luxe y las series por internet. Tendremos que desconectarles si queremos que se muevan para dar el siguiente paso y acabar, de una vez, con ellos.
—Cuando quiera, señor, a su disposición.


Relato escrito para la Primavera Española, más información en La colina naranja. Los relatos sin blog los puedes leer en:

Puedes participar los primeros jueves de marzo, abril y mayo








26 comentarios:

  1. Anita, de tu microindignación me llama la atención el Sr. López, esos "capos" que ejecutan las órdenes maestras sin pestañear. Sí, han sido muchos años de Gran Hermano. Me gusta la esperanza que anuncias en los estudiantes, al fin y al cabo son los que se van a tragar la mierda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, ese señor López "a su disposición" siempre está ahí para ejecutar. De verdad que me desespera este no hacer nada, esta calma chicha que se palpa. Y no saber por donde vamos a salir. Pero que salgamos ya!!!
      Un abrazo y gracias por el compromiso

      Eliminar
  2. Genial, Anita! Me encantó. En ellos está la esperanza, pero creo que algo se mueve...

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Ojala fuera ficción, pero por desgracia es la cruda realidad que estamos viviendo aquí y ahora.
    Es necesario que reaccionemos o se nos comen con patatas :-(
    Hoy no tengo un buen día. Lo veo todo bastante negro.

    Un beso, Ana.

    ResponderEliminar
  4. Poco a poco, aunque sea urgente no se pueden tener prisas. Prisa mata, y desalienta.

    Poco a poco. O del tirón, pero sin ansias... ni expectativas, por favor.

    Tú me entiendes....

    Y besos payasos.

    ResponderEliminar
  5. Humm...no se porque a mi me parece muy desesperanzador, o es que lo entiendo mal, pero lo que yo entiendo es que hasta que nos revelemos sería parte de un plan para machacarnos aún más?

    ResponderEliminar
  6. Anita, estamos inmersos en una sociedad, durante muchos años ya, que sólo nos importa nuestro ombligo, por lo tanto extraernos de esa idea es complicado. Si a esto le unimos lo que ayudan los medios de comunicación a atontarnos pues tenemos la receta perfecta. Yo creí con el 15-M iba a ser la solución y se quedo en nada.

    Veremos a ver.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Ni las revoluciones -esas que parecen tan espontáneas- se salvan de tener alguien poderoso que mueva los hilos detrás. Eso saco como conclusión de tu micro. Y lo del Gran Hermano, como dices, ¡es ya una sobredosis de idiotez!
    Estupendo, Anita.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Ana, me gusta mucho. Tu micro en la línea de el de Ximens critica a los propios implicados, nosotros. Critica el inmovilismo, la abulia, el conformismo... En vez de centrar todo en los culpables (que lo son ) hay que pensar qué vamos a hacer nosotros. No esperar que vengan soluciones, que se arregle solo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Me gusta! como la conversación de Ely, las dos dais bofetones.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  10. Lo siento Anita, tengo que discrepar...Veo Gran Hermano, voy a las manifestaciones, leo periódicos, tengo carrera, en tres años que trabajo fuera de casa (también), he hecho tres huelgas a costa de no cobrar esos días y..., he de reconocer, que de vez en cuando también veo Sálvame y leo el Hola! Pero no miro hacia otro lado. Felicidades por el relato.

    ResponderEliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  12. A las dos se nos ha ido por el diálogo. En tu micro es fácil ver al tal López y esa cabezas agachadas. Buena crítica, Ana. No podemos esperar a que nos den la soluciones, debemos movernos.

    Besitos

    ResponderEliminar
  13. Yo muchas veces veo la realidad que escribes en este micro, qué mal rollo. Creo que es genial plantar un espejo delante de nosotros de vez en cuando.

    ResponderEliminar
  14. Esto es lo que pasa por confiar. A más de uno se le amargará su confianza.
    Triste realidad Anita.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  15. Que no cunda el desaliento. Ahí están los jóvenes, son nuestra esperanza.

    Abrazos esperanzados.

    ResponderEliminar
  16. La lástima es que hoy la realidad supera a la ficción. A ver si hay suerte y los vientos que vengan arrastran las nubes lejos, muy lejos

    un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Pues sí Anita, nos han metido o nos hemos dejado meter en una estafa moral y económica de donde es difícil salir. No obstante, la calle al final siempre manda.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  18. Ay,¡dichosas manipulaciones! ¡si pudiéramos levantar la cabeza por encima de ellas y tener la cabeza fría y el corazón caliente para seguir luchando por lo que creemos!

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  19. Jairo, cantautor de mi tierra cordobesa, canta una canción que dice así: "trabajo quiero trabajo /porque esto no puede ser /no quiero que nadie sufra /las penas que yo pasé".
    De todo corazón deseo que tu gente española no sufra las penas que pasó mi pueblo y mi familia.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  20. Alguien tiene que hacerlo, responden los señores López, encogiéndose de hombros, cada vez que alguien les pregunta a qué se dedican... Como si eso lo justificase todo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  21. Aquí no se salva ni dios a la hora de repartir culpas. El poderoso por serlo y los demás por no levantar la cabeza y dejar que nos sigan recortando nuestros derechos sin ni siquiera protestar...La frase del año " Y da gracias que tienes trabajo"...

    Besos indignados desde el aire

    ResponderEliminar
  22. así es como me siento yo, como si tuviera un gran hermano manipulándome. Y no digas nada, no rechistes y da gracias continuamente porque "con la que está cayendo..."

    ResponderEliminar
  23. Gracias por participar en esta iniciativa.
    Me gusta tu microrrelato. Es como un espejo que refleja a mucha gente. Por suerte no a toda.

    Te esperamos en la segunda jornada el 5 de abril.

    ResponderEliminar
  24. Gracias a todos por vuestros comentarios. Últimamente ando terriblemente mal de tiempo!
    Abrazos

    ResponderEliminar

Si quieres, deja tus huellas al andar por mi casa.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...