viernes, 12 de septiembre de 2014

Un día, la vida

Relato ganador de agosto del I Concurso de microrrelatos de «La radio en colectivo».



Una mañana me desperté viva. El sol que entraba por el tragaluz iluminó mi piel blanquecina. Me asusté mucho y fui corriendo a decírselo a mamá, que me consoló desde su ataúd y dijo que no me preocupara, que quizás me había atacado algún tipo de salud. Pero yo me encontraba tan bien que no tuvo otra que levantarse y llevarme al forense. El hombre sacó su espejo y yo no supe disimular un vaho cálido; también, mi corazón latía con un tic tac continuo. Me colocó una etiqueta en el pie y le dio el pésame a mi madre, que lloraba sin lágrimas en un silencio sepulcral. Desde entonces camino, juego y a veces leo. Hay otros por ahí, cada día más, y el gobierno empieza a pensar en decretar el estado de alerta por vida.

18 comentarios:

  1. Que cosas, los niños traviesos entrando por la noche al cementerio y ahora resulta que los muertos también salen de el.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que siempre han salido, pero que no los vemos.

      Eliminar
  2. Enhorabuena, niña!!! Qué gran relato. Me alegro un montón. Ahí, ahí estaremos junticos.
    Un besazo, isleña!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué ilusión estar contigo en algún sitio... Suerte y abrazos

      Eliminar
  3. ¡Enhorabuena, Ana!

    Un micro engarzado con mucha mano y que tiene mucha vida.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Nicolás. No te diré que no, pero ya me conoces...
      Abrazo

      Eliminar
  4. Muy ingeniosa vuelta de calcetín. Enhorabuena por el reconocimiento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Miguelángel. Ya que este calcetín no se quedó en la lavadora, qué mejor que ser reconocido.
      Besos

      Eliminar
    2. Separado, que juntarlo ya me dio dolores de cabeza :-)

      Eliminar
  5. Nunca unos muertos vivientes me habías emocionado como estos tuyos. Me alegro de que tu cuento haya encontrado su momento. Enhorabuena.
    Un beso fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Juancho. Habrá que pasarse por el cementerio a ver qué onda...
      Besosss

      Eliminar
  6. No me extraña que ganaras, Ana... Vaya relato!! Un beso.

    ResponderEliminar

Si quieres, deja tus huellas al andar por mi casa.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...