martes, 21 de enero de 2014

Mitades


Que había sido un accidente, dijeron todos, que te despistó un movimiento de caderas y por eso nos empotramos contra un muro. Un muro de hormigón que nos destrozó, que partió la casa por la mitad y dejó a cada uno en un lado. Tú te quedaste el salón, la cocina, y el cuarto de invitados; yo, el dormitorio y el baño. Ahora te oigo reír con los que fueron mis amigos, y prepararles comidas. Yo me encierro en la acústica hueca del baño y me tapo bajo las mantas de la cama. 

39 comentarios:

  1. Doloroso, Ana.

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  2. Y a la vez sublime. Muy bueno. Desgarrador también. Tiene razón Rosa.

    Besos dobles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desgarrador por lo roto, no? jijiji
      Un beso triple o cuadruple, a lo que llegue.

      Eliminar
  3. La música del desamor la tocas como nadie (la del amor también).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Elisa. Cada uno con su canción...
      Besos

      Eliminar
  4. Ana, muchas lecturas dispone este micro, que abarca desde el surrealismo, al desamor, al humor, a la relaciones de pareja, a los accidentes, a la fortuna, al destino... En definitiva un buen ejercicio que no se queda a mitad sino que se completa muy bien.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nicolás, ya me contarás todo eso que ves, que conserves esa portentosa imaginación... ;-)
      Un abrazo grande

      Eliminar

    2. http://www.youtube.com/watch?v=NMrj62dKv8Q

      Je je.

      Eliminar
    3. Ay, demonio demonio. Sí, esa raja de la falda es la que provocó el accidente, fijo. Jajaja
      Besos

      Eliminar
  5. El desamor es puñal que hiere sin matar, que mata sin morir.

    Es triste, Ana.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Bueno, pero luego se va sin hacer ruido. Eso dicen ;-)
    Un beso grande

    ResponderEliminar
  7. El baño es un buen sitio para acordarse de alguien, y en el dormitorio se pueden emitir sonidos que le hagan morirse de envidia en esas cenas de amigos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y en el baño también pueden emitirse esos sonidos y se oyen mejor en toda la casa jijiji.
      Un besote

      Eliminar
  8. Parece mentira que en un tema tan tratado me siga sorprendiendo estos "correlatos". Lo más triste es que además parece que el infiel se queda con los amigos. Felicidades por escribir así.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, Ximens. Los amigos no se pueden partir por la mitad, una pena ;-)
      Un abrazo

      Eliminar
  9. No es tan desgarrador. Al fín y al cabo, ella se queda con los lugares de la casa donde más placer se administra, el baño y la cama. (Habrá que pensar en positivo). Buen micro, Anita, me quedo en tu casa sin pedir permiso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puedes quedarte cuanto quieras. Ella acabará por hacerse su propio salón y cocina, o hacer del mundo su casa.
      Un abrazo

      Eliminar
  10. Buena micro, En pocas palabras expones una multitud de emociones: Desamor, economía, soledad, ironía y mucho más. Tan real que lo vemos a diario, esa clase de accidentes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, accidentes de estos todos los días. En la mayoría de los casos con final feliz, solo es un paso más.
      Un abrazo

      Eliminar
  11. Ay, los movimientos de caderas ajenas que peligrosísimos son.
    Muy bien contado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que las muevan, que las muevan, que ahí se ve la calidad de lo que se vive.
      Besos

      Eliminar
  12. Un micro constructivo que se dedica a destrozar la vida. Felicidades por la historia.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, el próximo día hago una casa.
      Mil gracias, Nel.
      Besos

      Eliminar
  13. Los muros siempre son susceptibles de ser saltados, atravesados o incluso ser echados abajo, pero, claro, para llevarlo a cabo hay que tener la voluntad de hacerlo y que merezca la pena. Bonito. Un Beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso creo yo, que tiene que merecer la pena, y cuando un simple movimiento de caderas lo cambia todo, quizás no lo merecía.
      Un besazo

      Eliminar
  14. Demoledor. Es cuestión de ir ampliando la casa hacia el otro lado, sólo es cuestión de tiempo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O mudarse, que también es posible, o mandarlo a mudar.
      Besos

      Eliminar
  15. Muy bueno, real y crudo como casi todas las realidades. Me encanta, pasaré por tu casa a menudo a dejar mis huellas, seguramente verás cuatro, no te asustes...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las huellas siempre son bien recibidas en esta casa.
      Gracias por venir

      Eliminar
  16. Anita, no sé si has leído Casa Tomada de Cortázar. Tu historia y la del cronopio tiene algo de quite y quite en una casa. Está bueno el final, me gustó.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, lo leí hace tiempo por otro relato que escribí que a alguien le recordó también. Son esos fantasmas que conviven conmigo.
      Un abrazo y gracias!

      Eliminar
  17. Y el perro, ¿quién se quedó con el perro?

    Saludos

    J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Decisiones salomónicas. Se ve que no había perro, o que decidió por sí mismo.

      Eliminar
  18. Está claro que ella se quedó con la peor parte. Le ocurre como a la de mi Alud. Y el caso es que pensaba que te había comentado...
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No siempre es lo que parece, a veces es solo temporal que esa parte sea la peor.
      Un besazo

      Eliminar
  19. Te dejo mi huella como lo dejaron tus relatos en mi.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  20. Acabo de encontrarte Anita Dinamita.
    Me he permitido el lujo de pasar hasta el cuarto de baño. Ese donde tu personaje se esconde para no oír las risas de los que han ganado.
    No ganan porque se lo merezcan, es que a veces los que pierden lo hacen por ser demasiado permisibles.
    Esas caderas...
    Abrazos.

    ResponderEliminar

Si quieres, deja tus huellas al andar por mi casa.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...