miércoles, 15 de enero de 2014

Azar

Foto: David Rice

El destino nos encontró en aquella escalera, pero no fue él quien miró tus ojos verdes o la mata de pelo negro que caía por mi espalda, ni fue él quien sonrió al pasar, quien se giró al tercer peldaño, quien sugirió el café, los besos y las tardes de sofá y manta. No fue el destino, tampoco, quien desconfió y quien dio pie a los gritos. No lloró el destino. No cerró la puerta.

27 comentarios:

  1. Entre el azar y el destino me quedo con el primero, por suerte, o no, je je.

    Besos Anita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entre tú y la riqueza, me quedo contigo ;-)
      Besos

      Eliminar
    2. Siempre lo primero. Besos

      Eliminar
    3. LO ESCRITO ME PARECE DE MUY BUENA CALIDAD.

      Eliminar
    4. NOSOTROS ESTAMOS EN CLASE DE PRACTICA.

      Eliminar
  2. Y sin embargo ya sabia lo que iba a ocurrir

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Porque tú no eras aquello que se se suponía que tenías que ser, y supiste ver a tiempo para irte y hacer lo que querías.
      Abrazos

      Eliminar
  3. Anita, el destino te lo dan en un billete. El amor-desamor en la vida. Preciosa entrada.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso se supone, pero hay que tirar el billete, o al menos, dejar de echarle la culpa.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Desangelador relato.

    Abrazos calentitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucho, pero tu abrazo mejora el lugar.
      Par de abrazos tropicales.

      Eliminar
  5. Todo esta escrito, o eso dicen, que somos juguetes en manos del destino...

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo mira que no termino de creerme, quizá todo, todo, no, y podamos jugar a eso del libre albedrío.
      Besos enormes voladores

      Eliminar
  6. Al destino le dejo el encontronaza. Después, como dices tú, el juego es nuestro, para nuestra suerte o desgracia; y aquí me confieso cabezota: he decidido jugar aunque todo está ya escrito.
    La pena es que la historia del micro, el juego, acabó mal, en los gritos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Di que sí, Luisa, que tú eres muy vital. Va a venir el destino a decirte cuál es el camino.
      Besazos

      Eliminar
    2. No acabo de entender como estando todo ya escrito, se pueda jugar y alterar el destino

      Eliminar
  7. Pues me niego a sucumbir al azar y al destino. Sacaré una papeleta para ver qué camino tomo esta tarde... jajajaja

    Un saludo indio
    Mitakuye oyasin

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sucumbimos ante nada, si está escrito que nos lo cuenten luego.
      Besotes indios

      Eliminar
  8. Buena manera de retorcer una frase hecha. Breve y contundente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vivimos entre frases hechas, hay que desfacerlas.
      Un abrazo

      Eliminar
  9. Chale, está muy lindo este cuento de desamor. Saludotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, mira que hay crisoles para ver el desamor desde cualquier punto de vista.
      Un abrazo

      Eliminar
  10. No, por supuesto que no. El destino no es nadie sin nosotros.
    Otro.

    ResponderEliminar

Si quieres, deja tus huellas al andar por mi casa.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...