lunes, 23 de marzo de 2015

Eterna

Ilustración de Julie Massy

Mi abuela quiso ser eterna como un lunes y por eso, seguramente, nos dejó un martes de carnaval, se puso la máscara de la muerte y se fue lo más rápido que pudo, en silencio, sin fiestas ni bailes.
Se fue sin esperar a que llegara la primavera, porque quién quiere irse en primavera, en pleno nacimiento de la vida. Morirse en primavera es caminar contra el viento, nadar contracorriente, o hacer lo contrario a lo que todo el mundo espera de ti. Por eso la gente prefiere irse en otoño o en invierno, los meses caducos.
Supongo que el día anterior, o quizás el año pasado, se miró al espejo y pensó que no le cabía ni una arruga más para seguir siendo tan bella. Y que si continuaba sentada en aquella butaca le iban a salir muchas más, de tanto reír con sus hijos, nietos y bisnietos. Dejadme ya, no riáis más, pero no lo podemos evitar, abuela, quizá tu risa nos sigue invitando a llenar de arrugas la vida. Arrugas sin planchar, como las tuyas; canas sin teñir, pintadas de azul cielo o de violeta atardecer.
Ahora, un salón siempre vacío en el que, intuyo, nadie quiere quedarse mucho tiempo, una despedida hueca de tus besos, un espacio lleno con tu ausencia. 

Y los jarrones sin flores.




12 comentarios:

  1. Preciosa manera de hablar de una abuela que se ha ido. Felicidades

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, María.
      A las abuelas hay que tratarlas siempre bien, y más si era así, como la mía.
      Besos

      Eliminar
  2. Bello, Anita. Y sí, así fue. Se fue sin melodramas y ajetreos, entre risas y bromas, Se puso la careta y nos guiñó un ojo pícaro y saldo de nuestras lagrimas pensadas.
    Hermosa, Anita, tu abuela, hasta el último día.

    Besos

    Fortunata

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hermosa incluso ahora que ya no está, en nuestra memoria.
      Un beso enorme

      Eliminar
  3. Eso te decía, Ana. Nos ha dejado un salón vacío...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y de esa conversación, este texto.
      Gracias y un besazo

      Eliminar
  4. Las abuelas se van siempre en silencio, dejando el jarrón vacío.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda, pero con las ganas de regalarles más flores.
      Besos

      Eliminar
  5. Muy bonito Ana, la frase podría llevar retintín, pero, por supuesto, es frase sencilla como, iba a decir como la abuela, pero no era exactamente sencilla sino una persona inteligente, fuerte y culta aunque sin sentido del humor y con la hora cambiada atravesada, pero eso es otro relato.

    ResponderEliminar
  6. Muy bonito. Eternidad del amor. Primavera mas allà de la muerte. Hay que poner macetas nuevas y semillas para la abuelita risueña.

    ResponderEliminar

Si quieres, deja tus huellas al andar por mi casa.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...