viernes, 9 de agosto de 2013

Campo de las pasiones


¿Recuerdas que tenía un campo entero para ti? Allí sembraste lechugas, calabacines y berenjenas, tus primeros tomates y por todas partes había cilantro y perejil. Tú paseabas por las tardes quitando malas hierbas y yo te miraba desde el porche fumando picadura. Y nos comíamos toda esa pasión en la mesa de madera de la cocina; a veces junto al fuego, los días de encender el horno.

Ahora él siembra tus campos de palabras compradas en viveros, te riega con los «te amo desde que te conocí», como habrá hecho antes con otras. Y tú pensarás que prefieres esa dosis de abono romántico, y esos pesticidas que eliminan dudas y miedos. Y no seré yo quien te diga que las hortalizas serán más grandes pero menos sabrosas, que tus potajes no se cocinarán a fuego lento y que mis manos no volverán a amasar tu pan. 

19 comentarios:

  1. Anda, y resulta que yo también tengo huerto, de verdad. Y cuido esas plantitas que nombras y me dan unos frutos carnosos y muy sabrosos.
    Buen ejemplo este que das, de amores baldíos que acaban siendo pesticidas de los auténticos.
    La vida misma.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La vida misma, tú lo has dicho. Del huerto a la mesa.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Pues sí, seguramente el amor verdadero no encontrará sustituto, se lo perdió.

    Abrazos Anita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que cada amor intenta ser verdadero. Otra cosa es lo que consiga.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Muy poético. A mi se me está muriendo el huerto, ¿premonitorio?.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperemos que no, pero mandatelo mirar por si acaso ;-)
      Un abrazo

      Eliminar
  4. BRAVO BRAVO BRAVO, me ha encantado busquemos lo auténtico sobre todo en cosas importantes,

    Besos muchos muchos ♥♥♥

    ResponderEliminar
  5. Ese pan se endurece de a poco en cuanto terminas la lectura. A alguien se le ha olvidado poner levadura.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, hay ciertas metáforas que se atragantan. A mí al menos.
      Un abrazo

      Eliminar
  6. Hoy me he dado la noche libre de tesis y ando paseando entre blogs y fb. Vengo de allí de no leer tu carta de amor y llego aquí entre pasiones y espero que allá en la isla florezca todo bonito.
    bsts

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí florecen cosas bonitas nada más, ya lo sabes tú bien.
      Un beso de ranita de tu charca croak croak

      Eliminar
  7. El tiempo pasa para todos por igual, incluso para las pasiones dicen los menos apasionados, incluso para las personas dicen los más.

    Saludos

    J.

    ResponderEliminar
  8. Que bien lo cuentas, de cómo los amores de secan a veces por ser regados por pesticidas con mucha letra pequeña.

    ResponderEliminar
  9. Hola, hemos creado en nuestro blog el I concurso de relatos "El club de las lectoras". Hemos pensado que podría interesarte, es por ello que te dejamos el link de nuestro blog por si te apetece apuntarte. http://elclubdelaslectoras.blogspot.com

    Un saludo

    ResponderEliminar
  10. Habría que preguntarle a ella si de verdad las nuevas hortalizas han perdido parte de su sabor. A lo mejor ahora prefiere perderse entre esas palabras románticas compradas en viveros. El amor tiene muchas caras y cómo podemos saber cuál es la acertada.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues seguramente, por algo ha cambiado :)
      Un beso

      Eliminar
  11. El segundo párrafo es, simplemente, brutal.

    Saludos!

    J.

    ResponderEliminar

Si quieres, deja tus huellas al andar por mi casa.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...