lunes, 12 de diciembre de 2011

Escena del crimen


Pintó en el suelo con tiza, la postura tipo cruz gamada era su preferida, las cuatro extremidades dobladas en el sentido de las agujas del reloj. Después se escondió tras la puerta a esperar, con el cuchillo preparado.
Cuando ella entró, se quedó mirando un rato el dibujo del suelo, luego se acomodó en la postura pintada, encajaba perfectamente con su contorno. 
Los asesinatos en serie se sucedían sin que la policía lograse averiguar quién era el asesino ni qué patrón cumplía al elegir sus víctimas. El profesor de estadística logró demostrar que el cien por cien de las víctimas encuestadas no podía sucumbir al inevitable impulso de tumbarse sobre un contorno de tiza. 


Relato escrito para la propuesta Con un trozo de tiza y un cuchillo del blog de Ebude

33 comentarios:

  1. Muy buena tu propuesta. A mí la verdad es que me da yuyu los contornos de tiza en el suelo. Me parecen ataudes invisibles. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Me ha parecido muy ingenioso, pero como admites críticas, tengo que decirte que me ha parecido un poco largo. Quizá si lo acortaras explicando menos quedaría mejor. Bueno, esa esa mi opinión..

    Besos sin dinamita ;)

    ResponderEliminar
  3. Yo estoy con Marina,
    tras pensarlo un ratillo creo que se podría quitar lo siguiente "Desde allí le vio abalanzarse con el cuchillo, pero fue demasiado tarde para resistirse. El golpe fue certero y no se movió más."
    Se intuye que la ha matado y creo que gana en intensidad.
    Por lo demás, te ha quedado bien hilado y la historia es muy original.
    Besitos

    ResponderEliminar
  4. Mmm, pues si, esa frase la he cambiado 50 veces, no había pensado en quitarla, pero sin duda gana mucho! Gracias Marina y Rocío por estrenar mi "ablacc"!!!
    Mar, pues yo el otro día lo vi pintado en el suelo y no me pude resistir, afortunadamente sigo viva.

    Abrazos!

    ResponderEliminar
  5. Esto es un microrrelato blanco, inicia todo un mundo después de la novela negra. Y es que la tiza...

    Blogsaludos

    ResponderEliminar
  6. Yo pensaba ¿de qué demonios estarán hablando Marina y Rocío? Y, claro, es que ya le has metido el tajo. Te quedó muy bien este asesinato de la tiza.

    Abrazos virtuales hasta el directo inmediato.

    ResponderEliminar
  7. Fantástico, me ha gustado mucho, ese inicio tan visual y tan metafórico de la figura pintada en tiza, simulando la cruz gamada, es magistral. Besos.

    ResponderEliminar
  8. Muy bueno, Ana, hace tiempo que llevo con ganas de escribir un relato con un contorno de tiza como protagonista, pero no había manera, y creo que me planto. Me quedo con el tuyo.

    ResponderEliminar
  9. ADIVIN, me gusta mucho la interpretación, aquí no hay novela negra sino pizarra blanca con problema de matemáticas.

    LOLA si, ya le metí tijera, la idea se iba por muchos sitios y las chicas me ayudaron a acotar un fleco escapado.

    MAITE, siempre te fijas en el detalle más... más... visual en este caso, pero tú sabes GRACIAS!

    MANU, no vale eso, quiero leer tu relato de tiza (puedes escribirlo con tiza)!!! pero mil gracias!

    Abrazos

    ResponderEliminar
  10. Nunca he estado tentada a rellenar un contorno de tiza en el suelo, pero desde ahora menos todavía, ja,ja. Original micro.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  11. Bueno, estoy seguro, que por no agacharme...

    ResponderEliminar
  12. Un micro redondo, Anita, como un círculo dibujado con tiza.

    Mientras leía pensé en que yo tampoco podría resistirme, vamos que sería víctima fácil.

    Mi felicitación sincera por un gran trabajo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. No te lo dije en su momento porque estaba aplaudiendo, pero me ha encantado. El ambiente que genera, las imágenes que transmite... En fin, siento repetirme, mujer ferpecta de los finales cañón, pero el final es increíble; las gotas chocando contra el paraguas transparente mientras los barcos, simplemente,... callan. Ferpecto.

    Pd: No, no hay error ni omisión. Es que yo no comento relatos de concursitos y gaitas de esas que encorsetan vuestra creatividad y os impiden ser, ya lo sabes, jajajajajjajaja....

    Besos payasos, cargaditos de mar,sol y selva.

    ResponderEliminar
  14. Es sobre todo un micro muy, muy visual. Fácil de ver y ese final me parece genial y si me permites muy divertido.

    Besitos

    ResponderEliminar
  15. Muy bueno! Me ha dado chuchitos, pensar que yo podría llegar a acomodarme allí...tendría que estar hipnotizada, claro. Postulo que el asesino es un hipnotizador...jeje...
    Me voy para no preocuparme, gracias!

    ResponderEliminar
  16. Jeje, no sería yo la que se tumbase...
    Me ha gustado pucho.

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  17. Me encanta. Consigues, como siempre, darle a algo extraño una normalidad asombrosa. No lo había pensado pero es cierto, sería inevitable. Genial
    saludillos

    ResponderEliminar
  18. jajaja me ha encantado y divertido ese final. Es un placer visitarte cuando puedo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Hola Anita. Es un relato ni que pintado. Breve e intenso. Los que conocimos una época en la que nos comíamos las tizas entendemos la atracción. Puede resultar machista pero quizás puedas cambiar por "tumbarse sobre un patrón de tiza", por la pasión de muchas mujeres a la ropa. Nos leemos.

    ResponderEliminar
  20. A mí lo que me inquieta es ese cien por cien de víctimas encuestadas... Está claro que el encuestador es el asesino, a no ser que las entreviste post mortem... !El profesor de estadística! Todos los amantes de la estadística llevan un asesino en serie dentro :-)

    ResponderEliminar
  21. Parece que el asesino le ahorra trabajo a la policía dibujando el contorno, muy bueno.

    ResponderEliminar
  22. ESPERANZA, eso es porque has visto muchas películas, si vieras uno real... caerías fijo!

    CYBRGHOST, esa excusa suena mejor, ja ja, la curiosidad mató al gato que dicen.

    PEDRO, muchas gracias, con lectores como tu yo también seré redonda :)

    KUM* tienes una curiosa habilidad para colarte por las rendijas de mi blog, para llegar cuando te propones. No dudaba de tu veracidad ni de que estás justo donde quieres. Te envío un paraguas por si te llueve cuando te agaches a acostarte en el suelo, en el contorno de tiza que he dibujado para ti, no se vaya a borrar.

    ELYSA, sí hay que probar otros sentidos pero esta vez salió visual, me alegra mucho.

    SYLVIA, es una posibilidad en la que no había caído! Gracias por traerla y por venir.

    ROSA, claro que si, mujer, se está agustito en esa postura y con un cuchillo clavado en el aire.

    PUCK, ah, lo del extrañamiento es algo que me encanta... si tu dices que lo consigo te creeré!

    JOSEF, lo mismo digo, esta falta de tiempo!!!

    XIMENS, ahora te conozco un poco más con ese dato de las tizas, genial. Verás, en el relato salió una mujer, y está bien lo que apuntas, pero la idea es que todos, ellos y ellas, se tumbarían, y que el asesino no sigue "un patrón de víctima concreto" valga la rebuznancia :) Gracias!

    ALBERTO, ay, es que un profe de estadísticas sin encuestas no es nada... él hacía la pregunta a su manera, en realidad pintaba la trampa. Lo que aún no sé es por qué mataba, supongo que por rematar la faena (pero podríamos averiguarlo con un problemilla...)

    JUANK, bienvenido, pensé en la posibilidad que apuntas pero se iba mucho el relato, así que gracias por traerlo.

    100% ABRAZOS

    ResponderEliminar
  23. No sabes lo agustito que se está acá, en este contorno de arena, con tu paraguas que deja pasar todiiiiiiito el sol.

    ...todo es tan absurdo, todo es tan simple, tan normal...

    en fin, que te beso, como siempre.

    ResponderEliminar
  24. Muy chulo, aunque me pregunto cómo conseguían entrevistar a las victimas...

    ResponderEliminar
  25. Me parece a mí que este micro termina en el primer punto y aparte.
    Besazos,
    P

    ResponderEliminar
  26. Vaya, vaya, así que debo huir de los dibujos del patio hechos con tiza porque puedo encontrarme con un asesino a la vuelta de la esquina.

    Así lo haré. ¡Buen micro Anita!.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  27. Inevitable, como el estornudar con la boca abierta en el tren abarrotado de personas...

    Excelente relato.

    Saludos

    J.

    ResponderEliminar
  28. Un relato que encaja a la perfección en la silueta de tiza que el mismo va dibujando. En críticas y demás no entro, miss Dinamita, pues no sabría por donde empezar.

    Un abrazo

    Octavius Bot

    ResponderEliminar
  29. Anita:
    Este texto te ha salido perfecto, me encantó... y termina donde debe terminar.
    Un beso enorme y espero que tengas una Feliz Navidad, si es que crees en ella.
    HD

    ResponderEliminar
  30. ¡Hola, Ana! Me gustó el micro. Esa media vuelta de tuerca con el profesor, nos hace el guiño. Con lo único que tengo dudas es que para mí, las víctimas "no podían evitar sucumbir al impulso" o "sucumbían al inevitable impulso" porque así, me suena a contradicción.

    Abrazos Ana y Feliz Navidad con los tuyos!

    ResponderEliminar
  31. Desde luego buscaba su lugar. ¿Tendría complejo de pieza de puzle?
    Saludos y Feliz Navidad

    ResponderEliminar
  32. ANITA aprovecho este post para desearte FELIZ NAVIDAD y que el año 2012 entre acompañado de las musas y de la suerte.

    Nos seguimos leyendo,

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  33. Al final... cada uno encuentra su sitio.

    Jaquete.

    ResponderEliminar

Si quieres, deja tus huellas al andar por mi casa.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...